Por qué sigo creyendo en el hospital a domicilio

Juan Gallud Romero

Resumen


Fue en los años 80 cuando entré por primera vez en contacto con el Hospital a Domicilio (HAD). Fue por casualidad durante unas prácticas de la especialidad en París. Posteriormente, realicé el trabajo de campo de un estudio de costes de quimioterapia en hospital convencional y con bombas elastoméricas en HAD, y tuve que acompañar a las enfermeras en sus rutas y visitar todo tipo de domicilios y pacientes. Al finalizar el periplo extranjero, me incorporé a la Conselleria de Sanitat de la Comunidad Valenciana (CV). En 1990 ya se habían creado las tres primeras unidades de HAD (UHD) y, quizás por aquella pequeña experiencia extranjera, en 1992 me propusieron trabajar en su desarrollo. Mi destino profesional estuvo ya siempre vinculado al HAD y me ha permitido acompañar con más o menos intensidad su desarrollo en la CV. Hoy, 25 años después me gustaría aportar algunas reflexiones sobre por qué sigo creyendo en el HAD.

A nivel internacional, existe cierto consenso sobre la definición de HAD. Pero también es innegable que la interpretación de dicha definición y su implementación varían en los diferentes países. Esto da lugar a múltiples experiencias locales a veces muy dispares entre sí a lo largo de la geografía mundial, experiencias muy condicionadas por los diferentes modelos sanitarios y su forma de financiación, lo que dificulta tanto la comparación y evaluación de estos servicios como las decisiones políticas para su desarrollo. Tradicionalmente, se ha buscado en la comparación con el hospital de agudos la razón de ser del HAD. Y se van acumulando evidencias.


Referencias


Aranaz JM, director. Estudio nacional sobre los efectos adversos ligados a la hospitalización: Informe ENEAS 2005 [monografía en Internet]. Madrid, España. Secretaría General de Sanidad, Ministerio de Sanidad y Consumo; 2006 [citada 23 mar 2017]. Disponible en: https://goo.gl/CNJTa3

Shepperd S, Iliffe S, Doll HA, Clarke MJ, Kalra L, Wilson AD, et al. Admission avoidance hospital at home. Cochrane Database Syst Rev. 2016;9:CD007491. DOI: 10.1002/14651858.CD007491.pub2; PMID: 27583824

Espinosa J, Gómez-Batiste X, Picaza JM, Limón E. Equipos de soporte domiciliario de cuidados paliativos en España. Med Clin (Barc). 2010;135(10)470-5. DOI: 10.1016/j.medcli.2010.06.004; PMID: 20673926

Townsend J, Frank AO, Fermont D, Dyer S, Karran O, Walgrove A, et al. Terminal cancer care and patient preference for place of death: a prospective study. BMJ. 1990;301(6749):415-7. PMID: 1967134

Shepperd S, Doll H, Broad J, Gladman J, Iliffe S, Langhorne P, et al. Hospital at home early discharge. Cochrane Database Syst Rev. 2009;1:CD000356. DOI: 10.1002/14651858.CD000356.pub3; PMID: 19160179

Shepperd S, Gonçalves-Bradley DC, Straus SE, Wee B. Hospital at home: home-based end-of-life care. Cochrane Database Syst Rev. 2016;2:CD009231. DOI: 10.1002/14651858.CD009231.pub2; PMID: 26887902

Caplan GA, Sulaiman NS, Mangin DA, Aimonino Ricauda N, Wilson AD, Barclay L. A meta-analysis of “hospital in the home”. Med J Aust. 2012;197(9):512-9. PMID: 23121588

Leff B, Burton L, Mader S, Naughton B, Burl J, Clark R, et al. Satisfaction with Hospital at Home Care. J Am Geriatr Soc. 2006;54(9):1355-63. DOI: 10.1111/j.1532-5415.2006.00855.x; PMID: 16970642

Leff B, Burton L, Mader SL, Naughton B, Burl J, Greenough WB 3rd, et al. Comparison of functional outcomes associated with hospital at home care and traditional acute hospital care. J Am Geriatr Soc. 2009;57(2):273-8. DOI: 10.1111/j.1532-5415.2008.02103.x; PMID: 19170781

Leff B, Burton L, Mader SL, Naughton B, Burl J, Koehn D, et al. Comparison of stress experienced by family members of patients treated in hospital at home with that of those receiving traditional acute hospital care. J Am Geriatr Soc. 2008;56(1):117-23.

Mas MA, Santaeugènia S. Hospitalización domiciliaria en el paciente anciano: revisión de la evidencia y oportunidades de la geriatría. Rev Esp Geriatr Gerontol. 2015;50(1):26-34. DOI: 10.1016/j.regg.2014.04.003

Berwick DM. The science of improvement. JAMA. 2008;299(10):1182-4. DOI: 10.1001/jama.299.10.1182; PMID: 18334694

Campbell M, Fitzpatrick R, Haines A, Kinmonth AL, Sandercock P, Spiegelhalter D, et al. Framework for design and evaluation of complex interventions to improve health. BMJ. 2000;321(7262):694-6. PMID: 10987780

Jovell AJ. Medicina basada en la afectividad. Med Clin (Barc). 1999;113(5):173-5. PMID: 10480141

Sikka R, Morath J, Leape L. The quadruple aim: care, health, cost and meaning in work. BMJ Qual Saf. 2015;24(10):608-10. DOI: 10.1136/bmjqs-2015-004160; PMID: 26038586


Texto completo: PDF

DOI: 10.22585/hospdomic.v1i2.16

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

ISSN: 2530-5115